MixPod- Playlist Music

13/7/10

Respuesta a tu respuesta II

Y confieso me gusta mi perdición,
quizá asi algún día aparece de repente un loco y me encuentre.

Nunca actué con racionalidad, pues mis impulsos siempre me llevaron a la verdad...
siempre me dicen incoherente, sin embargo, soy la mas sabia de los que conozco.

Mi cuerpo y alma quizá se encuentren en lo mas hondo, pero es la única manera de salir a flote...

No necesito liberación, pues soy esclava de mis pensamientos.
me siento cómoda en mi amargura, quien logra entenderla solo se gana una cosa, nada mas ni nada menos que mi corazón.

El dolor me hace sentir verdaderamente real, sin el, estoy más perdida que otros que piensan que el dolor es irracional.

me gusta el panorama de mis amaneceres, también disfruto el silencio de mis anocheceres, los vacíos de mi melancolía, esa intensidad es solo mía.

esta bella hada nunca estuvo herida, es simplemente que busca una agradable compañía.

Todo importa, nada basta, quiero todo, tengo nada, ya vivo en la eternidad.

1 comentario:

Ottomaro dijo...

Tu respuesta, La Espiral.

Porque te gusta tu perdición,
Te encuentras en la letárgica,
Triste y predecible situación,
La espiral se hace tu cibica,

La ausencia de razón te guía,
Y tus impulsos se vuelven espiral,
Para el dolor del día a día,
Y tus heridas crecen como cañaveral,

La espiral de la incoherencia,
¿Quizá porque no demuestras?
Esa sabiduría que es tu ciencia,
Sales a flote solo para ir a cuestas,

Siendo esclavo no se es libre,
Los pensamientos solo valen,
Si son capaces de tener calibre,
El suficiente para vencer el reten,

De la esclavitud humana misma,
Solo un loco entiende tu amargura,
Pero solo un hombre ama tu carisma,
La pasión humana siempre perdura,
La única capaz de alimentar tu corazón,
El dolor no es irracional, el dolor es vida,
La vida es pasión si sabes caminar con razón,
Aunque al final sea irrelevante tu partida,

Juntas caminan la intensidad y soledad,
Pero de nada sirve si las dejas ser lágrimas,
Transforma el dolor en pasión con brevedad,
Porque solo así escapas de espirales hacia las cimas,

Un lobo siempre huele las heridas,
Fuego somos y la compañía genera,
Un voraz incendio de memorias perdidas,
Pero sabemos que no soy un santo que se venera,

Nada importa en realidad,
Ni tus vacios, ni tus melancolías,
Todo es parte de una absurdidad,
Pero sos vos la que me da alegrías.

Por Ottomaro Lopez